Libre: Por Qué y Cómo

Aquí ofrezco una explicación de como puede funcionar una sociedad que publica obras libres. Para conocer el contexto de esta página, vea Vivir Libre. Creo que habrá muchas otras posibilidades de lo que cuento en esta página, y espero verlos surgir.

Las Cuatro Libertades, más una condición

Para definir una obra como libre, hay que publicar la obra con una licencia que garantice estas cuatro libertades a todos:

  1. La libertad de usar la obra, para cualquier propósito.
  2. La libertad de estudiar cómo funciona el programa (o máquina, u otro tipo de obra), y cambiarlo para que haga lo que usted quiera. (El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello. En el caso de maquinaria, serían los planos.)
  3. La libertad de redistribuir copias para poder ayudar al prójimo.
  4. La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros. (Si lo hace, puede dar a toda la comunidad una oportunidad de beneficiarse de sus cambios. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.)

Se puede agregar una condición a estas cuatros libertades diciendo que cualquier obra derivada tiene que mantener las cuatros libertades, así dando la condición de perpetuidad como bien común. Esta condición es conocida como compartir igual o copyleft.

Para leer más, véase La Definición de Software Libre.

Un Ejemplo del “Tractor a Mano”

Cuento una historia que se podría realizar antes del 2020…

Suponé que hay 100 fábricas de maquinaria agrícola en el Cono Sur, y 1.000 de tales fábricas en el mundo, y sus integrantes humanos deciden fabricar únicamente máquinas libres.

Graciela trabaja en una granja cerca de Santa Fe, Argentina, y quiere un nuevo tractor. Graciela va al taller de Horacio, y Horacio le muestra un tractor recién fabricado para otra granja. Graciela piensa que para su granja, sería más útil hacer el tractor que sea completamente controlable con las manos, sin necesidad de usar los pies, ya que su esposo sufrió la enfermedad de la polio y sus piernas quedaron muy debilitadas desde entonces.

A Horacio le parece posible diseñar un tractor así, pero diseñarlo y probarlo y llegar a obtener una unidad confiable con esas características le costaría más de lo que Graciela podría pagar. Entonces, Horacio vuelve a la red de fábricas. Usando Internet, Horacio manda una propuesta a la red de fábricas, junto con un presupuesto y un primer borrador de la idea en tres dimensiones.

Como el diseño del tractór es libre y con una condición de “compartir igual”, la modificación del diseño será libre, y así personas en muchos lugares podrán beneficiarse del diseño de un tractór que se puede conducir solo con manos. De las 1,000 fábricas en el mundo, 200 deciden aportar fondos para el desarrollo del “tractor a mano,” y Horacio empieza el proyecto.

Cuatro meses después, Graciela y su esposo tienen el tractor que quieren al precio que pueden pagar, la cultura humana tiene un nuevo diseño ya traducido en quince idiomas, Horacio y su taller trabajaron bien pagados y tienen otra obra en su reputación, y diez “tractores a mano” más están en producción en otros paises para otras personas sín el uso de sus piernas.

De este cuento imaginario, ya existe el tractór básico y el principio de la red de productores (visible en Open Source Ecology / Ecología Libre), y ya existen unas fábricas de maquinaria en el Cono Sur (como la Fábrica Argentina de Aviones en Córdoba, y más datos en la página de la Federación Industrial de Santa Fe, Argentina). Solo hacen falta más talleres pequeños, y que las fábricas y talleres deciden unirse a la red de maquinaria libre. La empresa Tekny Campo, en Reconquista, Santa Fe, nos muestra lo posible — ya han fabricado un pelador de maní customizado para un grupo de clientes, y estan dispuestos a compartir sus diseños. (Habrá un video de una entrevista con Tekny Campo aquí cuando termino de redactarlo.)

La Reputación y Capacidad Como Capital

En la red de producción de maquinaria libre, la reputación de cada persona y grupo productivo tiene mucha importancia. Se ve claramente en la cuentión de la dinámica entre empresas.

Ejemplo imaginario: El Taller Fulano fabrica maquinaria libre en Reconquista desde el año 2011. En el 2016, el Taller Mitre abre a unas cuadras, también enfocado en la producción de maquinaria libre. En lenguaje económico, la ventaja competitiva ya no incluye diseños secretos, patentados, o privativos — como los diseños se comparten, la diferencia entre los talleres se encuentra en otros aspectos, tales como:

  • quién trabaja en el taller y cuales son sus capacidades,
  • qué calidad de máquinas produce el taller,
  • cómo se relaciona el taller con sus clientes,
  • cuán eficiente es el taller con sus materias primas y otros insumos,
  • cuánto cobra el taller para sus productos,
  • cómo son sus capacidades de diseño de máquinas customizadas,
  • cómo son las éticas del taller y sus prácticas (por ejemplo, su solidaridad social y ecológica).

Licencias de Libertad

Existen licencias que liberan ciertas formas de obras:

Una cuestión en desarrollo en el campo de licencias es la jurisdicción de la licencia. Por ejemplo, en el 2011, la Universidad de Buenos Aires está produciendo software que quiere liberar, y les hace falta una licencia hecha por leyes Argentinas, para no someter un producto argentino a las leyes y tribunales de los EEUU.

Más

Hay personas trabajando en el campo de patentes para ver como se puede fortalecer maquinaria libre con o sín patentes. Todo el campo de la cultura libre está lleno de preguntas, investigaciones, e invitaciones para la creatividad.

Espero escuchar tus ideas abajo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>